La muestra, abierta desde esta tarde, está integrada por 17 paneles con textos e imágenes que hacen un recorrido por la historia del medio radiofónico en Burgos y provincia y la de sus protagonistas. La exposición se encuadra en un proyecto del grupo de investigación de la UBU Caypat, que incluye la publicación del libro y la propia exposición. Este proyecto ha sido financiado por el área de Cultura de la Diputación de Burgos.

La exposición, instalada en el vestíbulo de la Biblioteca, realiza un detallado repaso por los acontecimientos y etapas más destacadas de cada emisora, y aporta fotografías e imágenes de documentos históricos de la radiodifusión burgalesa.

Se trata de una muestra itinerante que se inauguró el 13 de febrero de 2023 con motivo del Día Internacional de la radio, y que ha recorrido, hasta la fecha, además de la capital burgalesa, las localidades de Lerma, Miranda de Ebro, y ahora la UBU.

Se aportan como principales novedades el descubrimiento de dos emisoras que fueron las primeras en emitir: Radio Publicidad Burgalesa, en los inicios de 1932; y la radio educativa de la Escuela Norma de Magisterio, a finales del mismo año. Los documentos de estos importantes hallazgos se encuentran en los archivos de la Diputación y de la Universidad de Burgos y cambian el conocimiento que se tenía sobre los inicios de la radiodifusión burgalesa.

No fue Radio Castilla EAJ-27 la primera emisora burgalesa, sino la tercera, aunque sí puede considerarse como la primera con licencia de emisión.  Además, se ha descubierto que no se ajusta a la realidad de los hechos la creencia de que los propietarios de esta última, que fue durante más de un año la radio oficial de los franquistas, tuvieran coincidencias ideológicas con los sublevados. De hecho, uno de los propietarios, Fidel Martínez Sáiz, fue detenido por los franquistas y sometido a un proceso de depuración político social acusado de izquierdista y sindicalista. Los dos propietarios de Radio Castilla, además, gozaron de la confianza del Gobierno de la República y fueron los adjudicatarios de las frecuencias de Radio Castilla EAJ-27 y Radio Valladolid EAJ 47, convirtiéndose de esta forma en los principales empresarios radiofónicos de Castilla. Su colaboración con los franquistas obedeció, según todos los indicios, a la necesidad de adaptarse a la nueva realidad para tratar de salvar a la vida o reducir las represalias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here