La DGT  continuamente actualiza sus normativas, para mejorar la seguridad en la red de carreteras y estas marcas son lo ultimo para reducir la velocidad en las carreteras. La DGT colocó de manera experimental en la travesía de Nava de Roa (Burgos) en la N-122 y ya se comienzan a ver en nuestra provincia.

En septiembre del año 2021, empezaron a implementarse las nuevas marcas en el asfalto para advertir a los conductores que más adelante habría un tramo en que debían prestar especial atención.

Comenzaron a pintarse los llamados «dientes de dragón», que son una dibujos triangulares ubicados a ambos lados de un carril y que se sitúan por dentro de las líneas, apuntando hacia dentro del mismo.

Los triángulos están separados entre sí por una distancia de 1,5 metros a la entrada de la travesías, colocados a los bordes del carril y mirando hacia la parte interna del mismo.

Está a lo largo de los 30 metros previos al tramo conflictivo y el conductor, reducirá la velocidad. Se pretende simular una estrechez de la vía lo que ‘obliga’ psicológicamente a aminorar la velocidad.

Por su parte las líneas de borde quebradas denominadas «zigzag» se sitúan en los márgenes de las carreteras, en las travesías, para avisar de que se llega a un paso de cebra y debe reducirse la velocidad porque podrían encontrase con un peatón cruzándo la via. Por tanto aminorar la velocidad y prestar mas atención.

La DGT, estima que estas marcas ayuden a mejorar la siniestralidad en las travesías de las carreteras por zonas urbanas, reduciendo los accidentes por despistes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here